Con esta colección, Jean Paul Gaultier recupera la imagen del sombrero Bigoudène, invitando deliberadamente a la Bretaña a subir a la pasarela del número 325 de la calle Saint-Martin. Las inspiraciones célticas del creador dan a luz faldas en forma de disco que recuerdan las famosas galletas bretonas, cuando las excepcionales marineras de la Maison pasean sus sombreros tradicionales en una atmósfera en la que parece olerse el aroma de la mantequilla salada.

Las siluetas

"Es la mezcla perfecta del folclore y del refinamiento parisino. ¡Gracias, Bretaña!"
Jean-Paul Gaultier

Back Stage
Allez plus loin
cabaret-menu
push_bas_irina (1)